El Señor Mozano

Ya no soy un árbitro

In Historietas porque sí on 27/05/2010 at 21:04

Invierno, esa época del año plaga de nevadas intensas, fuertes vientos acompañados ocasionalmente de lluvia y, sobre todo, frío, mucho frío. La nieve se posa sobre los tejados de las casas, sobre los coches y las calles. Las ciudades y pueblos ponen su manto de camuflaje blanco; todas te parecen iguales.

No todo es nieve
La gotas impactan incesantemente contra los cristales de las ventanas del salón. Hacen carreras entre ellas a ver cuál llega antes a la boardilla. Tiempo atrás, hacía de árbitro y escogía a la ganadora. Ahora, sólo me dedico a observarlas y a deleitarme con la música de su repiqueteo.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: