El Señor Mozano

El primer jueves

In Noches de locura y de ilusiónn on 24/09/2010 at 02:30

Gente diversa reunida en el salón del piso estudiantil. Amigos de amigos se juntan para celebrar la “fiesta de inauguración”. Contamos historias ya pasadas y chistes para ganarnos a los desconocidos que fueron invitados por amigos de amigos. Atentos, escuchamos esos cuentos de héroes de leyenda al par que ingerimos bebidas de alta graduación. El reloj, dentro de de unos minutos marcará la segunda hora del día [ en el momento en que estaba escribiendo ]. Va siendo hora de bajar a los pubs. Empiezan a echar el cierre a las cuatro y media pero qué más da. Somos jóvenes. Busquemos nuevos sitios a donde ir, aunque no sepamos el camino. Preguntando se llega a Roma. Algunos parques están completamente desiertos; sólo trabajan de mañana y tarde. Otros tienen servicio 24h, donde a estas horas estarán partiendo los primeros clientes de los pubs para tomar posiciones que luego les quitarán los rezagados del parque.
Ligues e intentos de una noche, borracheras y vomiteras de primer curso, retos improvisados para bebedores compulsivos y personas con las que entablas conversaciones pseudofilosóficas (e.g. ¿Quién está despierto a estas horas? [ en vista a las luces incandescentes de la ciudad ], ¿Por qué las rayas de la carretera son blancas? ) y con las que acabas coincidiendo, (siempre) por casualidad, el día siguiente en el autobús pero ni si quiera intercambias el saludo protocolario habitual de interacción humana [ es frecuente que inicies dicho protocolo y no seas correspondido por el individuo receptor ].

=-=-= Pausas para el lector durante 3… 2 … 1 =-=-=

En pocos años todo será diferente. No habrá un primer jueves. Ni retos estrambóticos a altas horas de la madrugada. Ni siquiera intentar borrar una pizarra de rotulador agitándola cual Etch-a-Sketch. Tampoco nos pondremos a ver películas a las 4 de la mañana.
La vida cambia radicalmente con el tiempo. Pero no nos damos cuenta hasta que echamos un vistazo al pasado. Pensadlo y me direis.
Por cierto, echaré de menos las conversaciones pseudofilosóficas y los intentos de una noche.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: