El Señor Mozano

Archive for the ‘Días etiqueta’ Category

El nacimiento de Varela Vareliano

In Días etiqueta, La vida de Varela Vareliano on 29/11/2011 at 22:37

Bombilla que lleva encendida desde el nacimiento de Varela Vareliano

Hoy, hace ya [1] años, una mujer, en su sano juicio, daba a luz al interruptor de la sala donde tendría a su inconcupiscible vástago. Entre llantos y lloros, gritos y blasfemias, sudor y sangre, abría el primogénito la puerta de no-retorno a un mundo todavía por conocer. Su rostro mostraba signos de recelo y estupor. Fuertes dudas emanaban de su diminuta cabeza mientras valoraba sus opciones: cruzar la puerta o quedarse en lo conocido. En un impulso desaforado y sin pensárselo ni una sola vez,  de un salto se adentró en el nuevo mundo en el que tenía puestas grandes esperanzas. Pronto se torcieron cuando su cabeza golpeó el suelo estrepitosamente. Los sanitarios no pudieron o no quisieron hacer nada por evitarlo. Los que debían asistir el parto estaban en la cafetería tomando unas cañas y jugando al chinchimoni para decidir quién era el valiente que recogía en brazos a lo que fuera que viniera. Otros que pasaban por allí, echaban a correr directos al baño por las arcadas les producía la idea de recoger al vástago.
Así fue como llegó Varela Vareliano a este mundo: solo, desamparado, incomprendido y de cabeza contra el suelo. Hace hoy ya [1] años.

[1] El número de años tras el nacimiento vareliano es xy (x representa las decenas e y las unidades), siendo x, y números enteros tales que:

x + y = 5

yx = 1

Los Reyes Magos no han podido venir porque…

In Días etiqueta, Dibujos con significado, Historietas porque sí on 07/01/2011 at 22:28

Melchor: Mal raio me parta. ¿Onde diantre estamos?

Gaspar: Tranquilo Melchor, que xa estamos chegando a Belén. Faltan apenas unhas horiñas.

Baltasar: A ver oh, trae pra acó o GPS. Déixame ver o panorama.

[pausa]

¡Aínda es Tomtom! ¡Puxeche Velén! ¡Con V!

Gaspar: Pero… quedará preto de Belén, ¿non si?

Baltasar: Pois vai ser que “non non”. Estamos nin máis nin menos que en Alemania.

Melchor: Fixémola boa. Non tiñamos dabondo có pinchazo do Mercedes.

[pausa]

Baltasar: Pois eu xa non vou. ¡Non vou! ¡A rañala! Xa estou farto de tanta carallada.

Melchor: ¿Como que non vas? ¿E logo nos que imos facer nós se ti marchas?

Baltasar: Ai… amañádevos. Iso non é o meu problema. O coche é meu e voume de volta pra Oriente. Eu pra chegar á semana seguinte non vou, e punto. Se sei que non íbamos chegar a tempo darlles os agasaios ós pícaros quedo na casa.

Melchor: Baltasar ten razón. Pra facer o parvo é mellor voltar pra a casa. Temos que avisar ós pais e que merquen eles os agasaios, coma sempre.

Gaspar: Pois nada, chamarémolos e dirémoslles que este Nadal tampouco imos ir.

Baltasar: ¿Chamalos? ¿Seica mexas fora do orinal ou qué? ¿Ti sabes o que custaría iso? Co que cobra Vomistar estariamos na ruina en menos de catro minutos. Mellor poñemos a noticia Menéame, twitter, Tuenti e Facebook, e arreando, que agora todo o Mundo usa as novas tecnoloxías e malo será.

Menos mal que estou eu aquí, que a vós vos dan dromedario por camello. Senón é por min, sería por outro.

Otro cumpleaños más

In Días etiqueta on 20/11/2010 at 21:31

¿Qué poner? Pasa otro año; otra vez a 20 de Noviembre. Matasuegras, gorritos de cartón multicolor, velas que no se pagan y personas que los portan con gran fuerza de voluntad para pasar por todos y cada uno de los pubs, bares, cervecerías, tascas de “desayuno” y afters.
El Tío Vivo, el Saltamontes, caballos enganchados a un palo que suben, bajan y andan en círculos, salto del columpio (columpiarse con la finalidad de conseguir saltar lo más lejos posible), toboganes oxidados de capacidad de bajada múltiple (entre dos y diez churumbeles), etcétera. Esto forma parte de nuestra infancia. Nos hicieron muy felices por muchos años. Ahora, debes buscar lo que te sigue haciendo feliz y exprimirlo por muchos más años. Puede que aún sigas columpiándote de vez en cuando a modo de hobby.
En fin, feliz cumpleaños y espero que te haya gustado. A ver cuando jugamos otra partida de futbolín.

El cumpleaños

In Días etiqueta on 14/11/2010 at 00:16

Tarta de galletas con chocolate y crema pastelera, velas que no se apagan por mucho que soples, sobres con “enormes forturnas” de dinero (al menos cuando éramos jóvenes nos parecía un fortunón) de gente que “conocemos”/vemos una vez al año, envoltorios que dentro tienen jerseys horteras de familiares aún más horteras, juegos de pc/consola/tablero o cosas inútiles que jamás habríamos comprado pero que consiguen sacarnos una sonrisa y que seamos la envidia de un subconjunto de los que nos rodean por un día.


Los otorgamientos de los “merecidos” (serían merecido cuanto más viejo se es porque tiene más mérito cuando se está cerca del final) sobres y los envoltorios por incrementar en uno nuestra edad suelen ir disminuyendo a lo largo de nuestra vida. El materialismo cumpleañero (el resto del materialismo sigue vigente y en aumento exponencial) pierde fuerza al hacernos mayores. Lo importante es tener amigos, que estén ahí no solo en el cumpleaños, sino cuando lo necesites.


P.D.: Entrada dedicada a Huganda que cumple años hoy y a Mario que cumplió años ayer.

Uno de esos días-etiqueta

In Días etiqueta on 11/06/2010 at 13:02
Hoy podría ser uno de esos días que nos cargan un año más en la cuenta de la vida. El primer pensamiento suele ser tristeza y melancolía. Pero, ¿por qué pensar esto? Hacer un repaso y volver la vista atrás es bueno de vez en cuando. Hubo momentos buenos y otros no tan buenos. ¿Qué hacemos con ellos? Los buenos momentos hacen que seamos positivos y apreciemos la vida. Hemos reído escuchando chistes, saltado de alegría en el Festival Celta de Ortigueira, tomado unas cañitas una terraza en verano, disfrutado escuchando aquella canción que tanto nos gusta, … son momentos por los que hemos pasado y que volveremos a vivir. Hemos de mirar hacia el futuro con un fuerte optimismo y convicción, tratando de dar lo mejor de nosotros mismos.
También debemos tener en cuenta los momentos no tan buenos porque nos aportan fuerza, vitalidad y nos hacen más duros frente a las adversidades de la vida. Aprendemos que debemos luchar por las cosas, que nadie nos va a regalar nada. Cuando conseguimos algo por nuestros propios medios, nos sentimos muy orgullosos y honrados, y nos alegramos de que haya sido así, sin enchufes ni chanchullos.
En resumen, sé positivo, y disfruta de la vida y de los momentos buenos. Hazte más fuerte con los momentos no tan buenos. Nunca te rindas y no dejes que un día-etiqueta te amargue. Es un día como otro cualquiera al que la única importancia que hay que darle es que seguimos aquí un año más, con amigos que están a nuestro lado y un Mundo lleno de cosas por hacer.
Una vez, me dijo una amiga: “Tienes que mirar qué quieres, qué tienes y qué necesitas”.
P.D.: Felicidades Ana. Espero que te guste.